el síndrome de la madre perfecta

Sin ninguna intención de copiar/plagiar o seguir los pasos de Laura Baena (ella es única) me tomo la licencia de hacer una entrada irónica sobre esas madres que sufren el síndrome de la madre perfecta. Porque a pesar de mis pocos días ejerciendo como tal, mi entorno me ha hecho darme cuenta de la selección de madres y especies que somos. Hay para todos los gustos, algunas me gustan más y otras menos, pero os garantizo que esta se lleva el premio. Además de ser débil en ideales, se cree cada artículo que cae en sus manos, y lo llega a somatizar, y ahí viene el peligro, porque dejará de tener síntomas y empezará a tener trastornos.

Este tipo de madre, de la que diré desde el principio que me da lástima, su presión, auto presión, su mentalidad del medievo y su afán de ser la mejor no lo entiendo. ¿Siendo la mejor te dan un título o algo? porque yo, para empezar, no se dónde ni quien varema eso de la mejor. Voy a ello, venga, que me lío.

Esta madre es la que tiene todos los síndromes habidos y por haber, como este el síndrome de Burnout, que leí en facebook y me pareció digno de estudio. Empecemos por el titular, mamás agotadas, si, todas. Porque la que no da pecho y le succionan la energía por la teta, se ha tenido que reincorporar a su trabajo antes de lo que supuestamente se debería. Otra es madre valiente y ya va por el tercer hijo, con lo cual, el cansancio y agotamiento es triple y evidente.

Agotadas estamos todas, pero el secreto está en buscar el momento de descanso, ese remanso de paz que es completamente necesario, y sobretodo, en mi opinión se trata de priorizar. Sigamos con el artículo.

Ser mamá es trabajar por atender a un bebé o a un niño 24 horas 
por 7 días de la semana, sin descanso, con noches de mal dormir 
y sin posibilidad de encontrar momentos para divertirnos y sacar el estrés

¿ésto quien lo dice? porque para afirmar que no tenemos descanso ni posibilidad a tenerlos, es ya del pleitoceno! No me creo que por unas horas no puedas dejar al bebé o al niño, bien con su padre, abuelos, tíos… o apuntarlo a alguna actividad extraescolar que te permita a tí desconectar. Es que no me lo creo. ¿o en realidad es este tipo de madre la que no quiere permitirse tiempo?

Porque igual la pregunta debería ser esa. ¿Quieres desconectar? porque de la misma manera que te quieres ir de vacaciones y vas ahorrando, te puedes planificar para tener ese tiempo si es verdad que tanto lo ansias.. Pero seguimos, que hay  más perlas en el artículo.

La compasión hacia ti misma es el primer paso

¿compasión? ¿Peeeerdonaaaa? No tengo que compadecerme de ser madre o por ser madre, únicamente me tengo que quitar presiones, y ser realista. Si por casualidad eres una de esas madres que su máxima aspiración es alcanzar la perfección, te voy a decir una cosa, sentir compasión de ti misma no te hará sentir mejor. No vas a ganar nada, absolutamente nada. Lamentarse de no ser como tu amiga, te hará hundirte más, invierte ese tiempo y esas energías en centrarte y preguntarte quien quieres ser tu. Recuerda que los demás, ya están pillados.

post sindrome1

Perfecta no voy a ser, pues disfrutemos de las imperfecciones. No voy a quedarme a las once de la noche planchando la ropa para el día siguiente. Voy a tenderla con perchas para evitar y minimizar arrugas. Me da igual si no hay fruta para mañana, haremos una excursión a la verdulería todos, o el heredero con su padre, porque hacer la compra no es de mujeres ni de madres, es cosa de todos aquellos que comen en una casa.

Y ya que me voy a quedar sin siesta los domingos porque el pequeño no tiene ganas de dormir, pues vamos a hacer alguna actividad, pintaremos piedras, avanzaremos la hora de la ducha y con un poco de suerte, podemos ver una peli los papis, o quedarme frita a la primera tanda de anuncios.

El propio artículo lo dice:

El Síndrome de Burnout se alimenta de la sensación de falta de control 
que sienten muchas madres

No es necesario alimentar esa sensación, TODO no lo vamos a poder controlar, pues oye, que le den morcillas al control, disfrutemos de las cosas tal y como vengan que nuestra vida no es una libreta cuadriculada que hay que seguir sin salirse ni un milímetro. Improvisar de vez en cuando está bien. No se trata de ser pasota, se trata de dar importancia a aquello que realmente lo tiene, y además dar la importancia justa,  nada de dramas ni de exageraciones.

 post sindrome2.jpg

Si hay que hacer la compra y vas a aprovechar esas dos horas de guardería para ir al supermercado, plantéate si los 7 euros de la compra online pagan dos horas para ti, para ducharte sin prisa, para dormir la siesta o para leer un libro. A nosotros nos sale a cuenta la entrega a domicilio. 

Piénsalo, y sobretodo, recuerda que jamás serás la mejor madre del mundo, pero para alguien tu eres todo su mundo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s